El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

¿Qué se sabe sobre las armas con uranio empobrecido que van a entregar a Kiev?

Publicado:
Aunque el Reino Unido y EE.UU. insistan en que se trata de "un componente estándar" de las municiones, la experiencia de uso demuestra que tiene graves consecuencias para los habitantes de las zonas bombardeadas con este tipo de material.
¿Qué se sabe sobre las armas con uranio empobrecido que van a entregar a Kiev?

El reciente anuncio del Reino Unido sobre el envío a Kiev de municiones con uranio empobrecido no solo provocó una fuerte reacción por parte de Moscú, sino que también plantea la cuestión de si esta medida podría implicar graves consecuencias para los civiles que viven o vivan en los territorios en los que se utilice este tipo de arma.

A principios de esta semana, la viceministra de Defensa británica, Annabel Goldie, informó que, además de la entrega a Ucrania de un escuadrón de carros de combate Challenger, su país "suministrará munición que incluye proyectiles perforantes que contienen uranio empobrecido".

¿Qué se sabe sobre las municiones de uranio empobrecido?

El uranio natural se compone de isótopos, principalmente del U-238 con una pequeña proporción del U-235, que es extremadamente radioactivo y fisionable de manera natural. En el proceso de enriquecimiento para la creación de combustible nuclear o bombas nucleares se produce, como subproducto, una gran cantidad de U-238 empobrecido (es decir, con mucho menos U-235). El uranio empobrecido contiene solo alrededor de un 0,3 % de U-235, por lo que las armas con este contenido no están prohibidas.

El uranio empobrecido es utilizado en proyectiles y bombas porque ya de por sí es un metal extremadamente denso, 1,7 veces más que el plomo, lo que le permite ser utilizado cuando se requiere una masa grande en un volumen pequeño. Así, proyectiles con esta sustancia pueden penetrar fácilmente tanques y vehículos blindados.

De acuerdo con la información proporcionada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el principal peligro potencial asociado a las armas de este tipo es la inhalación de los aerosoles que se generan cuando las municiones impactan contra un objetivo blindado. En este sentido, la mayor dosis de estas vaporizaciones podría alcanzar a las personas que se encuentren cerca del objetivo en el momento del impacto o que luego lo examinen.

Al mismo tiempo, el OIEA indica que el elemento podría afectar a quienes visiten o vivan en las zonas donde se haya utilizado, ya que el material rociado se asienta en el suelo y la gente inhalaría las partículas de uranio empobrecido que emanan. Otra posible vía de exposición es la ingestión: los agricultores que trabajen en una zona en la que se hayan disparado tales municiones podrían ingerir pequeñas cantidades de tierra inadvertidamente, mientras que los niños podrían hacerlo de forma deliberada. Además, las vías de exposición a largo plazo incluyen el consumo de uranio empobrecido en el agua potable y la cadena alimentaria por la migración desde el suelo o la deposición directa sobre la vegetación.

Se señala que grandes cantidades de municiones con uranio empobrecido disparadas desde un avión no alcanzan el objetivo previsto, por lo que la mayoría quedan enterradas a distintas profundidades y en los edificios. Algunas de ellas podrían quedar tiradas en el suelo cerca del objetivo y las personas que las encuentren se expondrían a la radiación externa que emite el uranio empobrecido.

Cabe destacar que, aunque Washington niegue públicamente que las municiones de este tipo tengan efectos graves para la salud humana, médicos siguen vigilando el estado de los militares estadounidenses que participaron en la Guerra del Golfo o que invadieron Irak y Afganistán.

Según el sitio web del Departamento de Asuntos de los Veteranos de EE.UU., algunos soldados pudieron haber sido afectados por el uranio empobrecido cuando se encontraban sobre, dentro o cerca de vehículos alcanzados por el 'fuego amigo', así como también alrededor de vehículos en llamas o en la reparación de equipos dañados.

"El uranio empobrecido es un riesgo potencial para la salud si entra en el cuerpo, por ejemplo, a través de fragmentos incrustados, heridas contaminadas, inhalación o ingestión", señala el organismo, añadiendo que los fragmentos del elemento pueden permanecer en el organismo durante muchos años, mientras que su exposición elevada puede afectar especialmente a los riñones.

Uranio empobrecido en la Guerra del Golfo

El primer país en utilizar municiones con uranio empobrecido fue la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente, EE.UU. y la OTAN las usaron durante sus invasiones y bombardeos contra civiles.

Por primera vez las tropas estadounidenses utilizaron uranio empobrecido en 1991, durante la Guerra del Golfo. Así, según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la cantidad total de este material disparado por parte de EE.UU. durante el conflicto fue de 300 toneladas métricas, aproximadamente 50 desde tanques y 250 desde aviones. 

"Todo se reduce a la utilidad militar. Los militares creen que tienen que usar esta arma porque es la mejor posible para derrotar a los blindados enemigos, y cualquier otra consideración es secundaria hoy en día ante el imperativo militar de usarla", explica Doug Weir, director de investigación y políticas del Observatorio de Conflictos y Medio Ambiente del Reino Unido.

El Boletín de Científicos Atómicos, organización estadounidense sin fines de lucro, publicó un informe basado en los estudios de Souad Al Azzawi, profesora de Ingeniería del Medioambiente, que llevaba años investigando la contaminación radioactiva en la ciudad iraquí de Basora.

Así, según sus investigaciones, los casos de leucemia infantil en la localidad aumentó un 60 % entre 1990 y 1997, mientras que el número de niños nacidos con defectos congénitos graves se triplicó. Al Azzawi señaló al uranio empobrecido como el culpable, ya que la zona fue bombardeada por los estadounidenses, lo que dejó allí cientos de vehículos, tanques y equipos destrozados.

"Los niños jugaban sobre los tanques y recogían las balas. Algunas personas guardaron esas balas en sus casas durante años. Fue un desastre", explicó la profesora, que ha dedicado su vida a investigar los efectos del uso de este tipo de arma, elaborando más de 50 trabajos de investigación sobre las sustancias químicas utilizadas en la región.

Bombardeos sobre la antigua Yugoslavia

El 24 de marzo de 1999, la OTAN intervino en el conflicto relacionado con la independencia de Kosovo sin contar con la aprobación de la ONU. Los bombardeos sobre el territorio de la antigua Yugoslavia tuvieron lugar hasta el 11 de junio. Durante aquellos 78 días, el bloque militar lanzó un total de 2.300 misiles contra 990 objetivos y 14.000 bombas. Solo en la capital, Belgrado, cayeron 212 bombas. Dicha ofensiva se cobró la vida de centenares de civiles y destruyó una parte considerable de las infraestructuras del país.

Según Srdjan Aleksic (director del grupo de abogados serbios que en 2017 intentó llevar a los tribunales a la OTAN por sus acciones), durante esos bombardeos la Alianza lanzó "entre 10 y 15 toneladas del uranio empobrecido", que provocaron un desastre ambiental y multiplicaron por cinco los casos de enfermedades oncológicas. 

"El uso de proyectiles de uranio empobrecido ha causado terribles daños en Serbia: miles de personas enferman de cáncer cada año por los efectos del uranio empobrecido, miles mueren, estos son los datos del Instituto de Oncología. El uranio empobrecido es la cosa más peligrosa para cualquier país y cualquier nación y su uso debería prohibirse inmediatamente", dijo Aleksic en una reciente entrevista con TASS, subrayando que la utilización del elemento en el campo de batalla tendrá "consecuencias terribles para Ucrania y para toda Europa".

Reacción de Rusia

La declaración de la funcionaria británica llamó mucho la atención por parte de las autoridades rusas. Así, el presidente del país euroasiático, Vladímir Putin, afirmó que si Londres toma esta medida, Moscú "tendrá que reaccionar, teniendo en cuenta que el Occidente colectivo ya está empezando a utilizar armas con un componente nuclear".

Por su parte, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, señaló que luego de este anuncio hay "cada vez menos pasos" hacia un enfrentamiento nuclear.

Al mismo tiempo, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, calificó la idea de proporcionar tales municiones a Kiev como una señal de "la absoluta imprudencia, irresponsabilidad e impunidad [...] de Londres y Washington en los asuntos internacionales". Subrayó que el uso de este tipo de proyectiles representa de por sí "una manifestación de genocidio contra la población contra la que se utilizan y la población que los utiliza", ya que contamina el suelo con radiación, provocando daños duraderos al medioambiente y afectando gravemente a la salud de la gente.

"Es un componente estándar"

Mientras tanto, Londres ha intentado defender su decisión, alegando que no supone una escalada nuclear. "No hay escalada nuclear [...] No existe ninguna amenaza para Rusia, se trata simplemente de ayudar a Ucrania a defenderse", declaró este miércoles el secretario de Estado para las Relaciones Exteriores del Reino Unido, James Cleverly.

A su vez, el Ministerio de Defensa del país comenzó a insistir con que el Ejército británico "lleva décadas utilizando uranio empobrecido en sus proyectiles perforantes". "Es un componente estándar y no tiene nada que ver con armas o capacidades nucleares", dijo, añadiendo que, según investigaciones independientes, cualquier impacto sobre la salud y el medioambiente causado por el uso de tales municiones "probablemente sea bajo".

Washington, que, por su parte, utilizó uranio empobrecido durante sus incursiones en otros países, también asegura que "se trata de un tipo común de munición". 

"Creo que es importante recordar lo que es esto. Se han realizado estudios médicos sobre las municiones de uranio empobrecido. No es una amenaza radioactiva. No está ni cerca de entrar en el ámbito nuclear. [...] Se trata de un tipo común de munición que se utiliza sobre todo por su capacidad de perforar blindajes", declaró el coordinador para Comunicaciones Estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, durante una conferencia de prensa celebrada este miércoles.

"Las armas enviadas a Ucrania han pasado de ser defensivas a ser cada vez más ofensivas"

Una de las primeras reacciones internacionales fue la de la ONU. Así, el portavoz adjunto del secretario general del organismo, Farhan Haq, sostuvo: "Hemos expresado preocupaciones a lo largo de los años sobre cualquier uso de uranio empobrecido, dadas las consecuencias de tal uso. Y eso se aplicaría a todos los que proporcionen este tipo de armamento".

Durante una reunión de la Cámara Baja del Parlamento de Italia, el ex primer ministro del país y líder del partido de la oposición Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Giuseppe Conte, expresó su indignación por la aquiescencia del Gobierno italiano ante este hecho.

"Las armas enviadas a Ucrania han pasado de ser defensivas a ser cada vez más ofensivas. [...] No se oye ni una sola voz para distanciarse del aliado británico que anunció el envío de balas con uranio empobrecido a Kiev. Nos está arrastrando a la guerra, ignorando el hecho de que en un conflicto desencadenado por una potencia nuclear no hay vencedores", subrayó.

Según Conte, la primera ministra del país, Giorgia Meloni, que aboga por seguir suministrando armas a Ucrania, "está llevando valientemente a Italia a la guerra, pero los italianos saben que la valentía no está en quienes se limitan a cumplir órdenes para complacer a los aliados empeñados en una escalada militar, sino en quienes tienen la fuerza de hablar con nuestros aliados y poner a Italia [...] a la cabeza de un esfuerzo diplomático en favor de una salida política que sea la única alternativa real al conflicto mundial".

Por su parte, activistas británicos de la Campaña por el Desarme Nuclear (CND, por sus siglas en inglés) también instaron a las autoridades a que "introduzcan la suspensión inmediata sobre el uso de municiones con uranio empobrecido" y apoyen la prohibición mundial de su utilización en armas convencionales.

"El Ministerio de Defensa niega los riesgos que provoca el uranio empobrecido, pero recomienda una 'vigilancia continua' para los veteranos con fragmentos incrustados de uranio empobrecido. [...] El Reino Unido debería participar enérgicamente en los esfuerzos internacionales para detener el uso de uranio empobrecido, en lugar de negar los peligros de su aplicación", destacaron.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7