El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Militar australiano acusado de crímenes de guerra pierde un caso de difamación contra periodistas

Publicado:
Ben Roberts-Smith también fue señalado por actos de acoso contra excompañeros y de violencia doméstica.
Militar australiano acusado de crímenes de guerra pierde un caso de difamación contra periodistas

Ben Roberts-Smith, un militar australiano veterano de la guerra en Afganistán, perdió este jueves la demanda por difamación que había interpuesto contra tres periodistas y los medios de comunicación australianos The Age, The Sydney Morning Herald y The Canberra Times, informa ABC.

De acuerdo con el juez del caso, los medios y periodistas acusados establecieron en sus publicaciones de 2018 una verdad sustancial al afirmar que Roberts-Smith había cometido crímenes de guerra en Afganistán, en particular, asesinatos de civiles no armados. Además, según el veredicto, establecieron una verdad contextual de que el militar había cometido acoso contra excolegas de los Servicios Aéreos Especiales de Australia (SAS, por sus siglas en inglés) y violencia doméstica contra una mujer en una habitación de hotel.

El tribunal escuchó a 42 testigos, tres de los cuales dieron su testimonio desde Afganistán a través de videoconferencia, según el Centro Australiano para Justicia Internacional (ACIJ, por sus siglas en inglés). "El veredicto de hoy es una reivindicación del periodismo de investigación de interés público, que ayudó sacar a la luz decenas de acusaciones de crímenes de guerra [cometidos] por integrantes de las fuerzas especiales australianas en Afganistán", declaró el ACIJ en un comunicado.

"El camino hacia la responsabilidad, la verdad y la justicia es largo. Este caso es un importante recordatorio de que necesitamos un periodismo de interés público valiente para ayudarnos a estar ahí", afirmó Fiona Nelson, directora de defensa legal del ACIJ.

Entre tanto, Hadi Marifat, director ejecutivo de la Organización Afgana de Derechos Humanos y Democracia, dijo que las familias de víctimas y sobrevivientes "tienen derecho a una plena divulgación la verdad y al reconocimiento del daño causado por las operaciones militares de Australia". "La respuesta de Australia tiene que ser receptiva a las necesidades y prioridades de las víctimas", agregó.

Entretanto, desde el colapso del Gobierno afgano se ha retrasado una investigación en curso sobre los crímenes de guerra presuntamente cometidos por soldados australianos en Afganistán. Las indagaciones se basan en un informe de Paul Brereton, inspector general de la Fuerza de Defensa Australiana (FDA), en el que se concluyó que integrantes del Grupo de Trabajo de Operaciones Especiales de Australia, que operó en el país centroasiático entre 2005 y 2016, ejecutaron ilegalmente a 39 personas. El jefe de la FDA, Angus Campbell, identificó a 25 militares vinculados a estos actos, unos hechos a los que se refirió como "posiblemente el episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7