El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Mentiras, encuestas y voto por correo: la volátil recta final de las elecciones en España

Publicado:
El protagonista de la última semana ha sido el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a quien las encuestas sitúan primero en la carrera electoral.
Mentiras, encuestas y voto por correo: la volátil recta final de las elecciones en España

A falta de tres días para la celebración de las elecciones generales en España, el próximo domingo 23 de julio, el país ha entrado en la recta final de una campaña electoral caracterizada por el protagonismo de las mentiras, los debates entre los candidatos, la fluctuación de las encuestas y la polémica del voto por correo.

Todos los sondeos dan como fuerza con más votos al conservador Partido Popular (PP), liderado por Alberto Núñez Feijóo, si bien no está claro si podrá conseguir la mayoría parlamentaria necesaria para ser investido presidente.

Además, Feijóo ha sido protagonista de la campaña durante la última semana por sus afirmaciones en entrevistas y en el único cara a cara en el que ha participado, ya que han sido calificadas como mentiras por la oposición y como "inexactitudes" por los afines. Además, brilló por su ausencia en el único debate celebrado en la televisión pública.

Por otra parte, la campaña está siendo condicionada por la inusual fecha en la que tendrá lugar la cita con las urnas, en plena temporada estival, lo que ha disparado hasta el récord histórico la solicitud de la ciudadanía de votar por correo para no interferir con vacaciones ya planeadas.

Las mentiras irrumpen en campaña

Las mentiras de los candidatos han irrumpido en este período preelectoral de una manera inusual. Hasta ahora era común esgrimir la falta de cumplimiento de los compromisos de aquellos que habían estado gobernando hasta la fecha. Sin embargo, la pauta actual es poner en duda los datos que los aspirantes a la presidencia lanzan para hacer campaña.

El protagonista absoluto de las últimas jornadas ha sido el líder 'popular'. Feijóo ya fue muy criticado tras el cara a cara con el presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, el único debate al que ha acudido, por las cifras que expuso.

Sin embargo, fue la entrevista en Televisión Española la que acaparó todos los titulares. En ese encuentro, Feijóo aseveró que cuando gobernaba el Partido Popular siempre se revalorizaron las pensiones de acuerdo a la inflación, algo que fue desmentido en ese mismo momento por la periodista Silvia Intxaurrondo.

Intxaurrondo, con datos en mano, rebatió las afirmaciones a Feijóo, ya que las pensiones no se revalorizaron según la inflación en los ejercicios 2012, 2013 y 2017. "No es correcto", fue la frase de la periodista que se hizo viral en redes.

Las mayores críticas llegaron por la respuesta del político, que lejos de reconocer su error, siguió manteniendo su postura e instando a la periodista a pedirle disculpas públicas si se confirmaban sus datos. En los dos días posteriores, Feijóo finalmente reconoció que su afirmación no era cierta, aunque en vez de llamarlo "mentira", alegó que se trataba de una "inexactitud".

En paralelo, destacados líderes de su partido hicieron duras críticas públicas a la profesional que había contrastado los datos en directo.

También fue polémica la afirmación del presidente del PP de que los tribunales archivaron el caso Pegasus –sobre el espionaje a miembros del Gobierno– por la falta de colaboración de Sánchez, algo que tampoco es verdad. Sin embargo, lejos de pedir disculpas, Feijóo se justificó asegurando que había leído la información en un teletipo de una agencia que no supo precisar.

Así, la campaña que había comenzado centrada en los incumplimientos de las promesas de Sánchez al inicio de la legislatura, ha virado en la última semana a poner en tela de juicio las afirmaciones de su principal rival.

Feijóo también ha protagonizado varias jornadas, debido a que se han vuelto a divulgar sus fotografías de ocio veraniego junto a un conocido narcotraficante, Marcial Dorado, a mediados de los 90.

La imagen se inmortalizó años después de que Dorado hubiese sido arrestado por delitos relacionados con el tráfico de sustancias ilegales, en una época en la que la heroína causó miles de muertes entre la juventud de Galicia, de donde son originarios ambos.

Feijóo siempre ha alegado que no conocía a qué se dedicaba su amigo, con el que veraneó en familia en varias ocasiones y con el que mantuvo contacto hasta comienzos de la década de los 2000, a pesar de que Dorado fue habitual de las portadas de periódicos e informativos de aquella época por sus actividades ilícitas.

Dos debates

También ha marcado esta campaña la escasez de debates de los principales líderes políticos. Si bien Sánchez llegó a ofrecer la celebración de hasta seis debates con Feijóo, su principal contrincante, éste finalmente aceptó solo un cara a cara.

Muchos analistas sostuvieron que el líder popular fue el vencedor de ese encuentro, en el que tuvo una actitud agresiva y apabullante, acaparando la conversación. Las mayores críticas, además de los datos falsos que esgrimió, se la llevaron los moderadores, que no contrastaron ninguna información en el momento.

El último debate, celebrado el miércoles de esta semana en la televisión pública, pretendía dar voz a los líderes de los cuatro partidos con representación nacional: el Partido Socialista, el Partido Popular, Vox y Sumar. Feijóo fue el único que rehusó participar, dejando una ausencia que ha sido muy criticada.

En este debate a tres se marcaron claramente los dos bloques que aspiran a gobernar el país a partir del próximo domingo. Por un lado, Pedro Sánchez y la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Yolanda Díaz, líder de Sumar, que se mostraron en clara sintonía, y por otro, Santiago Abascal, presidente del ultraderechista Vox, al que los otros dos participantes se dirigieron como representante de los dos partidos de derecha.

El Partido Popular, el más votado en las encuestas

Todas las encuestas, salvo la del organismo público Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), publicadas antes del 18 de julio –fecha a partir de la cual la ley electoral prohíbe su difusión en el país–, coinciden en dar como partido más votado al Partido Popular.

El PP estaría rozando el 35 % de los votos, seguido de los socialistas, algo por debajo del 30 %, y de Sumar y Vox, que se disputarían la tercera posición, con entre el 13 y el 15 % de los sufragios.

Sin embargo, más importante que el porcentaje de votos es su traducción a escaños, que no es lineal debido a la ley electoral. Para lograr la investidura de un Presidente se necesitan al menos 176 apoyos de los 350 escaños de que se compone el Congreso de los Diputados, o más síes que noes en segunda vuelta.

Si se cumplen los vaticinios más favorables para PP y Vox, el conjunto de las dos fuerzas de derechas podría superar ese límite; mientras que si no es así, hay probabilidades de repetir un Gobierno de coalición entre socialistas y Sumar, en minoría, con apoyos de fuerzas parlamentarias minoritarias.

Además, se considera un tercer escenario, que es que ninguno de los dos bloques logre reunir los apoyos necesarios que den luz verde a una investidura y se tenga que proceder a una repetición electoral por tercera vez desde la restauración de la democracia en España, como sucedió en 2015 y 2019.

El voto por correo

El voto por correspondencia ha sido otra de las grandes cuestiones que ha ocupado la agenda pública en las últimas semanas. El pasado 17 de julio, Correos informó que había puesto a disposición de los solicitantes más de dos millones y medio de documentaciones electorales, una cifra muy por encima de los 984.108 de las elecciones municipales y regionales del pasado mayo; o de los 1.021.024 de las de 2019.

Hasta ahora la cifra más alta se había registrado en los comicios generarles de 2016, cuando llegó al 4,2 % del electorado, un registro que será ahora ampliamente superado rebasando el 10 %.

Desde los partidos conservadores de la oposición se ha sembrado la duda sobre la labor de la empresa pública postal, alegando que el Gobierno habría dificultado el acceso al voto por mensajería para alterar el resultado de las elecciones. Sin embargo, Correos informó ayer que ya se habían puesto a disposición de los electores el 100 % de las boletas.

Hoy estaba previsto que fuera el último día para depositar las papeletas en las oficinas postales, de las cuales 654 permanecerán abiertas hasta las 22:00 horas. Además, la Junta Electoral Central ha comunicado esta mañana que se amplía el plazo para el depósito de estos votos hasta las 14:00 horas de este viernes.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7