El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

Sánchez intentará revalidar el cargo en España con el amplio rechazo de la derecha y ultraderecha

Publicado:
El líder socialista ya ha pactado el respaldo de 179 de los 350 escaños del Congreso y, con ello, se garantizaría al menos dos años de legislatura.

Casi cuatro meses después de la celebración de elecciones generales del pasado 23 de julio, es probable que España tenga un nuevo Gobierno presidido por líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez.

En medio de protestas y del alzamiento de voces de la derecha y la extrema derecha por los pactos alcanzados en estos meses, Sánchez ha logrado acordar el respaldo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados.

Los complicados resultados electorales emanados de las urnas, con el Partido Popular (PP) como la fórmula más votada pero incapaz de articular una mayoría parlamentaria, hicieron que el país viviera la investidura fallida protagonizada por el líder popular, Alberto Núñez Feijóo.

Ahora el líder socialista ha logrado acordar los apoyos de Sumar, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Junts per Catalunya, EH Bildu, Partido Nacionalista Vasco (PNV), Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Coalición Canaria (CC): en total, 179 de los 350 escaños de los que se compone la Cámara Baja española.

En frente se sitúan el PP, la ultraderecha de Vox y el único diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN), que llevan semanas clamando contra los acuerdos con las fuerzas independentistas catalanas que Sánchez afirmó en campaña que no llegarían, lo que consideran un fraude electoral.

¿Qué se dilucida estas dos jornadas?

La sesión de investidura de Sánchez se celebrará durante este miércoles y jueves, 15 y 16 de noviembre. El sistema parlamentario español fija que es el Congreso quien elige al presidente del Gobierno y éste quien con posterioridad nombra a todos los miembros de su Gabinete.

Así, este miércoles a las 12:00 del mediodía, Sánchez abrirá la sesión con un discurso, para el que no tiene límite de tiempo, en el que desglosará cuáles serán las líneas de su futuro Gobierno y las principales medidas que pretende impulsar, para pedir el refrendo del Hemiciclo.

Después será el turno de los portavoces de todos los partidos políticos con representación en el Congreso, que intervendrán de mayor a menor número de escaños. El candidato socialista podrá replicarles de uno en uno o en conjunto, también sin límite de tiempo. Un proceso que se estima que se alargará hasta la mañana del jueves.

En esa segunda jornada tendrá lugar la votación que, salvo sorpresas de última hora, arrojará el resultado de mayoría absoluta, 179 síes y 171 noes, haciendo innecesaria una segunda votación 48 horas después.

Gobierno bicolor

Así, si las expectativas se confirman, ésta será la segunda legislatura desde el restablecimiento de la democracia en el país en la que se constituya un Ejecutivo bicolor. La coalición estaría integrada por PSOE y Sumar, la plataforma de la vicepresidenta y ministra de Trabajo en funciones, Yolanda Díaz.

Los líderes de las dos fuerzas firmaron un acuerdo de Gobierno para un nuevo Ejecutivo progresista de coalición el pasado 24 de octubre, que recoge un total de 230 medidas agrupadas en 11 apartados.

Algunas de las medidas más destacadas son la reducción de la jornada laboral máxima hasta las 37,5 horas semanales, el aumento del Salario Mínimo Interprofesional hasta el 60 % del salario medio, el cese de las operaciones de todas las centrales nucleares españolas para 2035, la extensión del permiso de maternidad y paternidad hasta las 20 semanas y la actualización de las pensiones conforme a la inflación, entre otras.

Negociaciones con los independentistas catalanes

Las negociaciones con los partidos independentistas catalanes han centrado buena parte de la atención mediática de las últimas semanas. Si con ERC el acuerdo se cerró hace ya dos semanas, las conversaciones con Junts apuraron todos los plazos.

El escollo que se ha tenido que salvar es la letra pequeña de la futura ley de amnistía, exigencia tanto de ERC como de Junts, que cubrirá a los involucrados en el proceso secesionista catalán y que también beneficiará a decenas de agentes de Policía que están siendo investigados por uso excesivo de la fuerza en aquel contexto, entre otros delitos.

La ley fue presentada en la Mesa del Congreso este lunes, por lo que no dará tiempo a que se inicie su tramitación antes de la investidura de Sánchez, si bien su aprobación se da por descontada, toda vez que cuenta con el respaldo de la mayoría absoluta de la Cámara Baja.

Protestas de partidos de derechas y del ámbito judicial y movilizaciones en las calles

La ley de amnistía ha propiciado que desde hace 10 días se hayan producido diversas movilizaciones en las calles para protestar por su futura aprobación. La más numerosa tuvo lugar este domingo 12 de noviembre, convocada por el Partido Popular.

Además, durante más de una semana se han convocado concentraciones ante las sedes del PSOE, sobre todo ante la nacional, ubicada en la calle Ferraz de Madrid. Allí, además de manifestantes pacíficos, se han dado encuentro grupos ultra de ideología franquista o neonazi, que han provocado disturbios y encontronazos con la Policía.

Desde el PP han condenado tibiamente el uso de la violencia como forma de protesta, mientras arremeten duramente contra los socialistas, especialmente contra Sánchez, a quien alguno de los líderes populares ha llegado a llamar "dictador".

Por su parte, desde la extrema derecha de Vox no se han condenado los actos violentos, sino que incluso se ha instado a los agentes de Policía a que desobedezcan órdenes.

En el ámbito judicial también se ha mostrado preocupación por la futura ley, en concreto, sobre si afecta a la separación de poderes y la igualdad de todos los españoles. Así lo manifestaron diversas asociaciones de jueces y juristas a través de comunicados públicos.

Vox se querella contra Sánchez

En este tenso ambiente, el líder de Vox, Santiago Abascal, anunció el lunes que se querellaría contra Sánchez ante el Tribunal Supremo y solicitará que se paralice la celebración del debate de investidura como medida cautelar.

Este miércoles el Supremo anunció que no concedía la medida cautelar y daba cinco días al presidente de Vox para que aporte poder especial donde conste contra quien va dirigida la querella y el delito.

Abascal hizo el anuncio en su sede tras la reunión de su comité de acción política, en la que además siguió alentando todas las protestas que se convoquen contra la futura ley de amnistía, así como contra el resto de pactos alcanzados para asegurar el éxito de la investidura del líder socialista.

En este plan de acción se enmarca además la convocatoria de una huelga general lanzada por el sindicato Solidaridad, ligado a Vox. En palabras del político ultra, "no es solo una huelga política" –algo prohibido por la legislación española–, sino que los acuerdos con varias fuerzas nacionalistas harán que lo acaben "pagando los trabajadores".

Esta convocatoria ha sido ampliamente criticada, no solamente por no atender a motivos laborales, sino por haber sido fijada justo en la jornada de Black Friday, un evento anual previo a la campaña navideña con grandes descuentos y donde se concentra una buena parte de las ventas del año en varios sectores comerciales.

¿Qué legislatura hay por delante?

A partir del jueves, la gran duda será la duración de esta legislatura. La investidura será avalada por un grupo de partidos heterogéneo: además de las formaciones progresistas también están presentes las derechas de PNV y Junts.

Si bien la fuerza vasca ya ha sido uno de los socios preferentes del PSOE en la pasada legislatura, el papel de Junts todavía está por ver, toda vez que es la primera vez que juega un rol en la gobernabilidad del Estado desde el estallido del 'procés' catalán.

Si, como se rumorea, los acuerdos alcanzados por los socialistas incluyen la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado, Sánchez se garantiza al menos dos años de Gobierno.

Pero la legislatura será realmente complicada, pues se necesitará del concurso de todas las fuerzas que van a respaldar la investidura para sacar adelante cualquier iniciativa legislativa, con un Gobierno bicolor de PSOE y Sumar en minoría, con tan solo 152 escaños.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7