Opinión
Opinión

Oleg Yasinsky

Oleg Yasinsky, periodista ucraniano chileno, colaborador de los medios independientes latinoamericanos como Pressenza.com, Desinformemonos.org y otros, investigador de los movimientos indígenas y sociales en America Latina, productor de documentales políticos en Colombia, Bolivia, Mexico y Chile, autor de varias publicaciones y traductor de textos de Eduardo Galeano, Luis Sepúlveda, José Saramago, subcomandante Marcos y otros al ruso.
En los momentos difíciles como este, creo que es importante sacar del olvido y a estas alturas, casi del anonimato, el nombre de un hombre, que para varios (y me incluyo) fue el tercer gigante cubano, después de Martí y de Fidel.
¿Qué pasó con la izquierda que construyó esta trampa para caer en ella? ¿En qué momento la izquierda latinoamericana dejó de ser revolucionaria, confundiendo la habilidad política con el oportunismo? Tal vez deberíamos buscar la respuesta en el plano cultural.
La construcción de las nuevas agendas sociales de estas fuerzas, que sin ninguna experiencia para gobernar llegaron al poder, fue un sincero intento de engendrar algo nuevo entre las ruinas de los viejos partidos políticos.
Las múltiples guerras por la liberación nacional, acompañadas con invasiones militares, golpes de Estado gestados por las metrópolis, parecían anunciar el fin de un viejo ciclo histórico y millones de luchadores se levantaban con el ideal de convertir este mundo en un lugar más justo.
Confieso que me sorprende estar ahora escribiéndole una carta, además una carta abierta, además una carta abierta en un medio cerrado por el gobierno progresista español (cosa que no sorprende), y además una carta a su nombre que, honestamente, no es para Ud.
Los monumentos, en varios idiomas llamados también "memoriales", tienen como sentido el recordar. Pero el acto de recordar es posible solo mientras existe la memoria.
El gran avance del sistema capitalista mundial consiste en entender el rol de la imagen en la movilización de las acciones humanas y esto, sumado a un muy profesional y minucioso trabajo sicológico conductista le dio una herramienta perfecta: el control sobre las masas a través de los medios.
Ucrania es un polígono de la destrucción de la identidad soviética dentro del territorio que Occidente pretende resetear. En este sentido, la guerra contra la cultura rusa, iniciada por las autoridades ucranianas, comenzó mucho antes del actual conflicto armado e incluso antes del golpe del Maidán en el 2014.
Las élites de hoy no producen nada y la mayoría de los seres humanos les sobran como una carga social.
Una dictadura mundial de lugares comunes en el discurso y de 'no lugares' en el espacio público se perfila como algo limpio, aséptico y futurista, despojado de cultura, de memoria, de un pasado, del aprendizaje y de lo humano.
Ahora, cuando el mundo, incluso en países muy lejos de América Latina, habla del regreso de Lula a la presidencia del Brasil como de la mayor noticia mundial de esta semana, muchos tratan de proyectar los cambios que esto podría significar.
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7